1ª vivienda BeWood

 

En el año 2012 hemos iniciado las obras de una casa BeWood, después de su presentación en la edición de Biocultura de Madrid. Ha sido una experiencia gratificante poner en práctica los fundamentos que que hacen posible este tipo de construcción: personalización, máxima eficiencia energética, diseño más saludable basado e la utilización de materiales naturales y uso de la madera en buena parte del proceso. Se trata de una vivienda de 140 m2 a los que hay que sumar 25 m2 de porche y 45 m2 de garaje y cuarto de instalaciones, haciendo un total de 210 m2. Su calificación energética A, con unas emisiones de 2'5kgCO2/m2 y una demanda para calefacción de 2.400 kwh/año, se ha alcanzado gracias al diseño bioclimático y el refuerzo de la envolvente  térmica. Si los cálculos han sido correctos esperamos que con el simple hecho de habitarla, de vivir en ella, será suficiente para generar el calor necesario para alcanzar la temperatura de confort la mayor parte del año. Sólo los días más fríos será necesaria la calefacción de biomasa instalada.

Las calidades constructivas de una casa BeWood y de esta en concreto son excelentes: estructura y cerramiento de madera maciza de 90mm de espesor que conforma un núcleo resistente y estanco elevado 40 cm del suelo para garantizar su ventilación y disipar las emisiones de gas radón provenientes del suelo, aislamiento térmico de fibra de madera de 12cm, acristalamientos bajo emisivos con gas argón, carpinerías Cortizo Cor-60 y Cor Visión, con rotura de puente   térmico y sellado perimetral estanco y anti viento, fachada ventilada de madera, cubierta ventilada de zinc, envolvente con lámina antiviento en todos los cerramietos y doble capa en cubierta, trasdosado interior, tabiquería y falso techo de fermacell con aislamiento de fibra de madera, tarima flotante de roble, pintura ecológica, caldera de biomasa... todo ellos por un precio que ronda los 1000€/m2 (incluido proyecto, direcciones de obra de arquitecto y aparejador, informe geotécnico, levantamiento topográfico, cimentación, conexiones a redes municipales e IVA).

El arduo trabajo en la fase de diseño donde se define toda la construcción hasta el último detalle, milimétricamente y sin flecos, la fabricación de la estructura por CNC (control numérico computerizado), su instalación por parte de un personal altamente cualificado siguiendo una precisa secuencia de montaje, técnicas de construcción de junta seca, y un intenso seguimiento de la obra permiten su construcción con absoluta precisión y sin sorpresas. Pero lo mejor de la casa es lo que no se ve: la calidad real que se siente incluso en fase de construcción, cuando en pleno invierno la sensación térmica y ambiental es apreciada por los trabajadores y visitantes, gracias a una envolvente multicapa de materiales naturales que transpira como nuestra propia piel a la vez que favorece el retardo térmico similar a la inercia de un pesado muro de piedra. En definitiva, una casa fresca en verano y cálida en invierno, como las casas de nuestros abuelos.

http://arkke.blogspot.com.es/2014/09/bewood-en-santiago-de-compostela.html
http://www.altermateria.com/referenciase.html